Alexandra Itzel Peñaloza Sánchez, apoyo de movilidad para cursar un semestre en la Universidad Autón



El 2 de septiembre tuvimos que presentarnos en la escuela, nos dieron una cordial bienvenida y un recorrido por la misma, así como nuestra credencial para poder tener acceso a la biblioteca, descuentos, uso del gimnasio, etc.; posteriormente acudimos al departamento de intercambio para definir las materias que tomaríamos a lo largo del cuatrimestre, así como sus horarios, elegimos 4 materias, nuestra intención era tomar 5, pero el horario interfería con otras dos. Ese día me hice amiga de una chica de Italia, de unos chicos españoles, además de entablar conversaciones con chicos que venían de CDMX, Torreón, Mazatlán, Xalapa, Cd. Obregón. Siempre me pone ansiosa el conocer gente, mi mente divagó preguntándose quienes de todos ellos serían mis amigos, si alguno de ellos tomaría clases conmigo, si alguna vez me platicarían como es su país y que pensaban de México.


Lo primero que me vino la mente al ver la UAG fue “Un sueño más… hecho realidad” suspiré y me sentí realizada, esa escuela había llamado mi atención desde que busqué opciones de universidades… la oportunidad que mi universidad me había brindado, la iba a valorar más que nunca. Siendo realista la UAG, no es taaan grande como lo es la UAEMex, tiene carreras interesantes y empresariales, pero no ofrecen una amplia gama, sin embargo, las instalaciones son una cosa genial, cada salón está equipado con proyector, aire acondicionado, conectores para cables HDMI y RGB; tienen una cafetería sumamente grande y ofrecen comida corrida a un precio accesible, aunque no todos los días se come rico. Después de un mes de haber iniciado clases, la universidad organizo una bienvenida, hubo juegos mecánicos, comida gratis y muchos torneos deportivos, además rifaron muchos regalos, nos dieron una gorra UAG y cupones para restaurantes. Por otra parte, el gimnasio tiene muy buenas instalaciones, cuenta con instructores de tiempo completo, es gratuito, fomenté un nuevo hábito.


Nunca pensé que en este viaje iba a conocer personas increíbles, de mi bello México y de países que en ocasiones pasan desapercibidos, así como de países que siempre me han llamado la atención. Me siento satisfecha con lo que logré, hice amigos internacionales, contemplé como su español mejoraba con el paso de los días. Fue triste para mí dejar de convivir con ellos, por eso me hice jurar que disfrutaría cada instante y cada aventura… aprobé todas las materias con 10, tuve noches de desvelo, dediqué horas a terminar los proyectos, pero lo logré.


Estoy sumamente agradecida, no encuentro las palabras adecuadas para demostrarlo, quien esté leyendo esto, créame, soy afortunada, esta fortuna comienza desde el momento en que elegí a la UAEMex como mi alma mater, desde que la elegí para que me formaran, espero nunca defraudarlos, quiero que cada vez que ustedes pregunten por mí, por mis calificaciones, mis resultados, mis logros y éxitos… vean que valió la pena lo que ustedes invirtieron en mí, que se sientan orgullosos. Trabajaré más duro que nunca para poder ser una profesionista y cumplir mis promesas.


De nuevo, gracias, gracias a todas aquellas personas que me apoyaron durante el proceso, la Dirección de Apoyo Académico a Estudiantes, a la Fundación UAEMéx, al Señor Rector, a la Facultad de Contaduría y Administración, a mis maestros, mis amigos y mi familia...

#MovilidadNacional

Entradas destacadas
Entradas recientes