Karla Gabriela Martínez Matus, apoyo de movilidad para cursar un semestre en la Universidad de Mende

Los estudios que realice en la Facultad de Desarrollo Regional y Estudios Territoriales en la Universidad de Mendel, Brno, República Checa dieron continuación a mi carrera de Comunicación en la Universidad Autónoma del Estado de México.


Esta experiencia fue de gran utilidad pues el relacionarme con gente proveniente de diferentes países del mundo me abrió un panorama inmenso, aprendí, entre otras cosas, que existen demasiadas formas de ver al mundo y de percibir la realidad que se nos presenta.


De manera profesional fue una gran experiencia, aprender de profesores y compañeros de distintas nacionalidades con perspectivas distintas según su lugar de procedencia. En la parte personal me enriquecí viendo nuevos lugares, diversas culturas, distintas formas de vida, probé comida distinta, y sobre todo aprendí a valorar mis orígenes, porque cuando se está lejos de casa se puede apreciar con más detalle lo que se tiene y lo que se quiere.


Dividiré en dos partes este reporte de vivencias y continuación de estudios en el extranjero; en la primera parte hablaré de manera general de la cultura checa; y en la segunda parte hablaré de manera más detallada de la parte educativa.


Al llegar a Brno, la segunda ciudad más grande de la República checa con más de 800,000 habitantes y cuya lengua oficial es el checo, me encontré con la maravilla del transporte público, a lo largo de la ciudad existen tranvías, autobuses y trolebuses que conectan todos los puntos de la localidad funcionando las 24 horas del día y con un costo que no supera los 15 pesos por un viaje máximo de 90 minutos y sin límite de trasbordos.


El clima frío en verano e invierno hacen que todos los lugares tales como, escuelas, dormitorios, supermercados, cafés, restaurantes e incluso el transporte público cuenten con calefacción, haciendo que se pueda salir sin problema en cualquier momento.


En la ciudad existen diversas expresiones culturales en museos, castillos, edificios y eventos de cultura que se presentan en el centro principal de la región. Entre los principales se encuentran el museo de la cultura Romani, la galería Moravia, el castillo de Špilberk, la Villa Tugendhat construida en 1929, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001, y la catedral de estilo gótico de Pedro y Pablo en la colina de Petrov.


Entre los principales eventos culturales anuales se encuentran los famosos mercados de navidad, que además de vender la comida típica y las bebidas típicas europeas (como el vino caliente), existen también puestos de artesanía y ´productos provenientes de ciertas comunidades. Cada día de esta temporada se presentan expresiones artísticas como música y baile, principalmente. Durante el año también hay ferias del vino, café y cerveza en donde, de igual manera se presentan grupos de música que amenizan la festividad.


En la ciudad se encuentran muchos cafés, bares y discos que mantienen viva la ciudad de noche, por la gran seguridad y el excelente transporte público, la gente pasa los días y las noches en este tipo de lugares de distracción y diversión.


La comida checa contiene en la mayoría de sus platillos, col, papas, pan, carne de cerdo, pato, pollo, res y pescado. El platillo más tradicional es llamado vepřová pečeně s knedlíky que es un platillo hecho con carne de cerdo y una especie de crema.


En esta adorable ciudad, se encuentran las más importantes universidades que rodean la región de Moravia, entre ellas están: la Universidad de Mendel, la Universidad de Masaryk y, finalmente la Universidad de Tecnología.


La universidad en donde yo continué mis estudios gracias al apoyo de mi casa de estudios la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), a la Fundación UAEMex, a la Dirección de Cooperación Internacional y claro al apoyo incondicional de mis padres, es una de las universidades más importantes de la región.


La Universidad de Mendel es la universidad especializada independiente más antigua de la República Checa, su fundación data del año 1864. Dentro de sus 6 facultades se encuentran diversas licenciaturas y también posgrados. Esta universidad alberga a muchos estudiantes internacionales, ya que tiene convenio con gran cantidad de países no solo del continente europeo.


La Universidad cuenta con servicio de residencias estudiantiles para alumnos regulares y de intercambio y para maestros e investigadores extranjeros. Dos de los edificios se encuentran fuera de la universidad pero muy cercana a ella y uno se encuentra dentro de ella. Cada dormitorio tiene capacidad para una o hasta cinco personas y todos están equipados con calefacción, cocinas, baños, regaderas, lavandería, agua, gas, electricidad e internet.


En cuanto a comedores estudiantiles, existen los llamados Menza, que ofrecen menú diario en cada facultad y a precio accesible para los estudiantes utilizando la tajeta ISIC, que es la credencial de estudiante y sirve para hacer recargas y pagar con ella en este tipo de lugares, así como también en los centros de cómputo para las impresiones.


Otros de los servicios que ofrece la universidad es el de bibliotecas, salas de cómputo y espacios de estudio, todos equipados con copiadoras, escaneadoras y servicio de internet. Algo interesante es que cuando se necesita imprimir un documento, simplemente se manda a las copiadoras y después con la credencial de estudiante se pasa en un sensor y la máquina imprime y cobra.


Existe también un gran parque universitario que alberga una enorme cantidad de especies de árboles y flores, además cuenta con un invernadero botánico en su interior, este parque conecta el edificio principal de rectoría con la facultad de desarrollo regional y estudios internacionales, haciendo que el camino sea agradable y fresco, pues esta muy bien conservado.


La mayoría de las facultades se localizan en una misma área, la facultad donde yo estudié alberga dormitorios estudiantiles en el mismo espacio, siendo un lugar cómodo para aquellos maestros y estudiantes que viven en el mismo edificio en donde estudian o trabajan en el caso de profesores temporales extranjeros o investigadores temporales.


La facultad cuenta con varios niveles, tiene alrededor de 20 aulas de estudio entre las que se encuentran, dos auditorios con capacidad aproximada de 100 personas y 18 salones con capacidad de entre 25 a 35 alumnos, cada uno equipado con sillas acolchonadas y escritorios amplios para cada estudiante, además cuenta con una computadora, un proyector y uno o dos pintarrones por aula. Cada profesor tiene una oficina personal o compartida en donde realiza investigaciones y asesorías personales. Las aulas más pequeñas se utilizan para las clases de otros idiomas, tales como francés, ruso, alemán e inglés.


La primera semana que llegué fue la semana de orientación al estudiante y trataba acerca de cómo funcionaba todo, el recorrido a todas las facultades y también hubo dos excursiones culturales, una al castillo y otra a unas cuevas. En esta semana también repartieron información acerca de cómo funcionaba el portal del estudiante en la página de la universidad en donde se podía contactar con maestros y con compañeros de clase, así como también dar de alta materias, enviar proyectos, registrarse para exámenes y verificar calificaciones. Esta idea me pareció muy interesante, ya que no se desperdicia en la impresión de proyectos y el estudiante controla más sus estudios, teniendo un sistema actualizado en el portal.


Durante mi estancia en la Facultad de Desarrollo Regional y Estudios Internacionales recibí clases en lengua inglesa con estudiantes de todo el mundo. Los profesores tenían dominio del inglés aunque ésta no fuera su lengua nativa, algunos de ellos también dominaban otros idiomas como el checo, alemán, y el español. Dos de mis profesores eran también extranjeros, uno proveniente de Chile y el otro de Ghana.


Mi experiencia tomando clases en el extranjero fue muy interesante, cabe destacar que al iniciar clases me di cuenta que las materias en este país se dividían en dos bloques, el primero duraba entre mes y medio y dos meses y el segundo otros dos, se agregaba un mes adicional a la temporada de exámenes y vacaciones. De tal manera que tuve algunas materias en un bloque y otras en el segundo.


En cuanto recibí el horario con las materias me di cuenta que las clases eran una o dos veces por semana y duraban entre 3 a 8 horas continuas. Por ejemplo, en el primer bloque tuve una materia llamada Marketing in Regional Development in English que era dos veces por semana y duraba 4 horas por clase. En el segundo bloque tuve 3 materias, una de ellas, Current Problems in Latin America in English, era una vez por semana y duraba 6 horas continuas en un aula pequeña y las otras dos, Cross-cultural Psychology in English e Intercultural Communication in English eran dos veces por semana y duraban 4 horas seguidas cada una. Adicional a ello me inscribí gratuitamente y sin créditos a algunos deportes como zumba, pilates y yoga, sin embargo en el curso de zumba había sobrecupo y no quedaba espacio para entrar, entonces decidí solo tomar pilates y yoga por las noches.


Durante mi primer bloque de estudios tomé clases en un auditorio con aproximadamente unas 120 personas, allí empecé a acostumbrarme a ver alumnos provenientes de todo el mundo. La clase se desarrollaba de esta manera; el profesor llegaba, prendía el proyector, reproducía las diapositivas que tenía previamente preparadas y las leía y explicaba, muchas veces ponía ejemplos con empresas a nivel mundial para que pudiéramos conocerlas todos. En dos ocasiones en grupos tuvimos que exponer, la primera acerca del país donde proveníamos y la segunda de un proyecto en equipos.


Al final el profesor dijo que se tenía que hacer un proyecto individual y dos exámenes para aprobar la materia, yo realicé un proyecto con un producto mexicano ya que la materia era de mercadotecnia.


En ese mismo periodo la universidad organizó eventos culturales internacionales para conocer la cultura de los países, los mexicanos participamos en la presentación de la riqueza cultural de nuestro país a modo de exposición en el auditorio principal, frente a autoridades y estudiantes, y en otra ocasión en una degustación gastronómica, en ambas competimos con compañeros de todo el mundo y ganamos el primer lugar; el primer concurso en la mejor presentación y en el segundo en la comida con el mejor sabor.


En el segundo bloque, cursé tres materias que significaron un reto mayor, una de ellas era, al igual que en la primera, en un auditorio amplio con capacidad para unas 120 personas, el maestro era muy dinámico en sus clases, se apoyaba con presentaciones en power point pero las explicaciones y los ejemplos que daban eran de trascendencia mundial, además hacía dinámicas que hacían que mostraras tus competencias comunicativas, culturales, matemáticas y de convivencia. Había mucha participación por parte de todos pues se trataban temas muy interesantes como migración, guerras, violencia, género, entre otras. En este sentido, aprendí muchísimo a partir de las perspectivas que se tienen en otras partes del mundo, cómo el contexto llega a configurar la forma en la que ves las cosas y en la forma en la que te expresas. En esta materia de psicología cultural presenté un proyecto que involucraba perspectivas interculturales y presenté un examen, siendo de las 3 personas en obtener una calificación excelente.


La segunda materia que cursé llamada comunicación intercultural, fue una gran experiencia, ya que aprendí muchísimo no solo en cuanto al contenido de la misma sino que aprendí que el conocimiento si trascendió en mi, pues apliqué las herramientas que ya tenía y las competencias que desarrollé en el curso, acompañada siempre de lo que me proporcionó la perspectiva del otro. La maestra era de igual manera muy dinámica y siempre trataba de explicar lo mejor posible los temas, presentaba videos, hacíamos debates, juegos, etc.


En esta materia desarrollé 3 ensayos y un examen final acerca de competencias y teorías interculturales, tuve que retomar varios referentes (libros, artículos, revistas) para retomarlos en mis escritos y en el examen, sin duda creo que las herramientas necesarias para realizar todos estos proyectos las aprendí en mi casa de estudios, la UAEM.


En estas dos materias el examen consistió 20 preguntas, entre ellas habían en su mayoría de tipo abierto con opción múltiple y unas 2 de opinión, ambos maestros eran psicólogos y el grado de dificultad fue bastante, ya que pusieron tiempo límite para acabar el examen, aproximadamente un minuto por pregunta.


Finalmente la última materia que cursé en ese bloque fue la de problemas actuales en Latinoamérica, un profesor proveniente de Chile exponía y a veces acompañaba con imágenes, videos y películas. Esta clase fue interesante porque conocí la perspectiva de los compañeros europeos. Al final se entregó un ensayo en equipo y se realizó un examen con preguntas abiertas.


En todas estas materias rescató la experiencia tan grata y emocionante que fue enfrentarme a nuevas culturas, a practicar mi inglés y a aprender de las demás personas. Considero que no hay mejor manera de aprender de algo que viviéndolo, es decir con la práctica y aunque a veces resultó complicado en ciertos momentos acostumbrarme a una nueva cultura (lenguaje, comida, clima, costumbres, música, etc.) siempre encontré la manera de que resolver mis problemas.


En resumen, mis estudios en la Universidad de Mendel, marcaron una nueva etapa de mi vida, en la que aprendí que tengo las competencias necesarias para desarrollarme y comunicarme con otras culturas, sin duda es un gran honor representar a mi país, mi México, y, por supuesto a mi casa de estudios, la Universidad Autónoma del Estado de México.


Agradezco también al programa de Apoyo Complementario a la Movilidad Académica Fundación UAEMéx que hacen realidad el sueño de muchos mexicanos que luchan por descubrir-se y aprender para hacer de México un mejor lugar cada día, tanto el apoyo espiritual, afectivo y económico hicieron posible alcanzar esta meta. Cabe mencionar que el monto económico brindado por la Fundación UAEMéx fue de gran ayuda para solventar gastos económicos muy importantes como el pago de la semana de orientación en la Universidad de Mendel, el pago de la credencial estudiantil, el pago del depósito y, el pago total de la renta de los dormitorios estudiantiles abarcando de septiembre a febrero.

El apoyo de la Fundación UAEMéx sin duda fue de gran utilidad para cubrir algunos de los gastos que se tienen que hacer cuando se experimenta esta emocionante aventura llamada movilidad académica.

#MovilidadInternacional

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

Dirección

Gral. Venustiano Carranza poniente 604. Col. Ciprés. Toluca, Estado de México C.P. 50120.

Teléfonos

T: (722) 280-33-18

T: (722) 212-92-09
F: (722) 219-84-12

Horarios

Lunes a Viernes

de 09:00 a 19:00hrs.

  • Facebook - White Circle
  • Tumblr - White Circle
  • YouTube - White Circle

Correo  electrónico

fundacion@fundacionuaemex.org

Correo institucional 

Entrar